CAMINO DE SANTIAGO

 

 

En agosto de 2018

El Camino es la vida

 

 

Una singular aventura, en un reducido grupo, donde durante cinco jornadas, recorreremos unos 100 km.

Partimos de Santiago y concluimos en Fisterra

Descansando en alojamientos/albergues con encanto. Habitaciones invividuales o dobles

 

 

Nunca se sabe donde aparecerán algunas respuestas

 

Con la intención de disfrutar, saborear la naturaleza y conectar contigo mismo ...

A cada uno, esta sorprendente aventura, repleta de aprendizajes, le deja su particualr huella, de esas que ya duran para siempre.

 

 

 

 

Habrá un día de Camino en solitario, para vivir la experiencia desde esta particular y genuina óptica.

 

Gastos

Los propios del camino, alojamiento, comida y desplazamiento compartido en vehículo particular.

 

 

Andaremos por la mañana y viviremos con plenitud las tardes, descansando, conversando y conociedo los lugares de llegada, disfrutando de su cultura, gastronomía,  y de cada experiencia que se presente.

 

De la mano de alguien que conoce bien, este tramo del camino.

 

 

Cabo de Finisterre (Fisterra)

Fin del camino, donde los peregrinos queman alguna de sus prendas y contemplan el atardecer con espectaculares puestas de sol

 

El camino es la vida, te sorprenderá cuando lo andes

 

 

Peregrino contemplando el atardecer en el cabo de Finisterre

 

 

Si deseas mayor información, no dudes en solicitarla

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.    625 09 08 86

 

 

Playa de Fisterra, por donde se entra descalzo en la última etapa.

 

 

¿ Qué llevar ?

 

·  Un saco de dormir ligero. Siempre hay que llevar saco a no ser que se pretenda dormir en hostales/hoteles.

·  Una cantimplora de un litro / botella.

·  Un par de bastones de trekking, si se está acostumbrado a llevarlos. No son imprescindibles

·  Dos o tres mudas.

·  Dos pares de calcetines cortos de senderismo fabricados en poliéster.

·  Un par de camisetas de poliéster, una de manga corta y otra de manga larga (nunca de algodón, ya que no transpiran y tardan en secar).

·  Pantalones cortos de senderismo.

·  Una sudadera y una chaqueta ligera que sea impermeable.

·  Una gorra.

·  Una toalla de microfibras. Están fabricadas en poliéster y poliamida y se secan con rapidez. Se pueden encontrar en tiendas deportivas.

·  Chanclas para la ducha.

·  Un cepillo y pasta de dientes. Gel y champú para el aseo y una pastilla de jabón para lavar la ropa y, para quien lo necesite, unas cuchillas o maquinilla de afeitar.

·  Pequeño botiquín con aspirinas o ibuprofeno, crema solar de alta protección, tiritas, yodo y agujas esterilizadas para pinchar las ampollas. Son muy recomendables las cremas anti rozaduras para el pie y para el cuerpo. Si se hace el Camino en compañía lo más sensato es llevar un botiquín conjunto y repartir el peso.

·  Gafas de sol, si así lo deseases.

·  Una linterna frontal/ o de mano.

·  El DNI, la Tarjeta Sanitaria, una tarjeta de crédito y la credencial del peregrino.

·  Una navaja. También imperdibles y varias pinzas, muy útiles para secar la ropa durante o al final de la etapa.

·  Móvil y cargador. Útil para las fotos.

·  Un par de tapones para los oídos, si deseas evitar ruidos al dormir.